Un clásico de siempre: Gin-tonic y tapeos

 

Cuando se acerca una fecha especial en la que queremos homenajear a alguien, ya sea un cumpleaños o un festejo por algún logro importante, comienzan las dudas acerca de cuál es la mejor opción.

Para decidir, ten en cuenta que en estas épocas en las que el calor comienza a asomar, nos vamos preparando para el buen clima y para las reuniones con amigos en las terrazas, y es casi imposible no pensar en cócteles, tapeos y atardeceres entretenidos.

Si compartes lo que estamos hablando y necesitas realizar un obsequio, no dudes en chequear estos packs de ginebra para regalar, y continuar leyendo este artículo, en el que además te daremos unos excelentes tips para que puedas disfrutar de unos ricos gin-tonics con un maridaje perfecto de comidas y tapas.

Recordemos que hace ya unos años que esta bebida, originaria de Gran Bretaña, ha cobrado fama por estas tierras y es casi un “must” en los after offices y encuentros sociales; lo mejor de todo es que no necesitas ser ningún experto para disfrutar de un buen Gin Tonic casero, basta con elegir la marca que más te apetezca y mezclar.

Ahora, si ya quieres convertirte en un sibarita gastronómico y ser alabado por tus amigos cuando vayan de visita por tu casa, debes tener en cuenta los siguientes consejos para poder encontrar aquellos platillos que combinan a la perfección con este cóctel y volver locos a tus invitados.

No debemos perder de vista que en la actualidad hay una gran variedad de alternativas de ginebra y que toda la gama marca matices muy amplios; algunas opciones son más dulces, otras más secas, pudiendo ser muy aromáticas o, por el contrario, muy planas, sin embargo, hay algunas reglas generales que pueden ser aplicadas a cualquiera de ellas.

Lo primero que debemos tener en cuenta es la frescura que nos aporta este trago, y el buen juego que se puede hacer entre los cítricos y las burbujas de la tónica; esta combinación permite que el Gin-tonic tolere alimentos fuertes como quesos o anchoas, sin perder su fuerza.

En esta época también suelen comerse muchos mariscos, como almejas y mejillones, por lo que puedes aprovechar esta oportunidad para inventar un tapeo que resalte estos sabores.

Siguiendo por la línea de los productos del mar, si eres un poco más arriesgado en la cocina, puedes optar por un ceviche fresco, los sabores cítricos y con personalidad de esta preparación darán un resultado infalible.

Otra opción muy veraniega, sencilla y sobre todo, deliciosa, es acompañar este cóctel con un buen carpaccio, alineado con limón, sal, pimienta y alcaparras, en pocos minutos estarás disfrutando de una delicia gourmet.

Si quieres salir del tapeo y pensar en platos principales, las carnes con personalidad pueden ser una excelente opción si se trata de una ginebra intensa, por el contrario, si eliges una marca donde el sabor no sea tan extremo, puedes optar por pescados blancos, navajas o alguna preparación con bacalao.

Por último, el gin-tonic no abandona nunca, y también puede ser una excelente opción para la hora del postre; si quieres terminar de convertirte en el rey de la cocina, intenta encontrar una ginebra de aromas afrutados y acompáñala con el famoso volcán de chocolate: las diferentes temperaturas y la oposición de sabores encantarán cualquier paladar.

Dicho todo lo anterior, solo queda encontrar la excusa para poner en práctica todo lo que hemos visto, y sentarse a disfrutar de un buen momento.

 

A %d blogueros les gusta esto: