Receta de Patatas a la importancia

Patatas a la importancia, plato tradicional de Castilla y León en el que se rebozan y fríen las patatas y posteriormente se cuecen con un majado de ajo y azafráN

Las patatas a la importancia constante de dos fases: una primera fritura y después un guiso con un majado que es la clave. No es un plato bajo en grasas, aunque os vamos a desvelar cómo freír el ingrediente principal para que no resulte nada aceitoso. Lo mejor de este plato es que no es un mero acompañamiento, sino que se puede servir de plato principal. Y las patatas quedan realmente jugosas y sabrosas, por lo que el triunfo está asegurado. Os enseñamos qué ingredientes se necesitan y cómo se preparan.

© Proporcionado por Merca2.es

INGREDIENTES PARA LAS PATATATAS A LA IMPORTANCIA

Para elaborar las patatas a la importancia (de toda la vida) se necesitan aproximadamente estas cantidades (para cuatro personas).

  • 3 patatas de tamaño medio o 2 grandes.
  • Harina de trigo.
  • 2 huevos.
  • 1 cebolla grande o 2 más pequeñas.
  • 3 dientes de ajo.
  • Unas ramas de perejil fresco.
  • Unas hebras de azafrán, 5 o 6.
  • 100 ml de vino blanco.
  • Agua o caldo de pollo, la cantidad que necesites para cubrir las patatas.
  • Abundante aceite para freír y sal.

El único ingrediente que puede resultar caro o exquisito es el azafrán. Se puede prescindir de él, pero no lo aconsejas. No por el tono, sino por el sabor que aporta. Teniendo en cuenta que el resto de ingredientes son comunes y baratos, merece la pena gastar un poco en el azafrán para conseguir un sabor de escándalo. Ahora te enseñamos paso a paso a preparar esta riquísima receta.

© Proporcionado por Merca2.es

CÓMO FREIR LAS PATATAS A LA IMPORTANCIA

Lo primero de todo es ‘rebozar’ las patatas. Prepara un plato con harina y un bol con huevo batido. Corta las patatas con un grosor aproximado de medio centímetro y pásalas por la harina. Eso sí, dale unos golpecitos para quitar el exceso. Después hay que pasarlas por el huevo e inmediatamente echarlas a la cazuela con aceite, el cual debe estar bien caliente. Con tres o cuatro minutos por cada lado suele ser suficiente (que estén bien doradas). Al sacarlas no te olvides de echar la sal. De esta forma, la primera fase de la receta habrá concluido. Te desvelamos el guiso y, por tanto, la clave de todo.

CÓMO GUISAR LAS PATATAS A LA IMPORTANCIA

Primero debes poner a freír, lentamente, tiras de cebolla. Déjalas aproximadamente diez minutos, hasta que esté tierna. Mientras, prepara al majado. Consiste en perejil, ajo, sal y azafrán. Es importante machacarlo todo bien y revolverlo para que los sabores se junten. Cuando la cebolla esté lista, añade la mezcla que tienes en el mortero y cocina todo junto un minuto. Después sube el fuego y echa un chorro de vino blanco. En dos tres minutos, de que evapore el alcohol, añade las patatas encima de la cebolla y cúbrelas lo justo con agua o caldo de pollo. Cuando hierva, pon la cazuela a fuego lento y deja que se cocine durante 30 minutos. Y así, en una hora, podrás disfrutar de esta magnífica receta.