Receta de cruffins para la temporada de nieve, de manzanas Marlene

UN INVIERNO DE ACCIÓN, SABOR Y BIENESTAR CON LAS MANZANAS MARLENE®

La receta de un snack goloso (cruffins de manzana); los consejos de la campeona del mundo de biatlón, Dorothea Wierer, y el deporte de moda invernal, el esquí de fondo. Esta es la fórmula con la que las manzanas Marlene® nos proponen divertirnos y ponernos en forma mientras saboreamos toda la esencia del Tirol del Sur/Südtirol.

(Bolzano, enero 2022). El invierno es una de las estaciones más bellas del Tirol del Sur/Südtirol , por eso, una excelente manera de vivirlo a tope es pasear relajadamente por los bosques sobre unos esquís. Si nunca has probado el esquí de fondo, este es el momento, porque esta modalidad permite disfrutar de extraordinarias zonas de montaña en medio de bosques, ríos y lagos. Solo Tirol del Sur/Südtirol, la tierra de las manzanas Marlene®, ofrece casi dos mil kilómetros de pistas de esquí de fondo rodeadas de paisajes espectaculares, picos cubiertos de nieve y árboles absolutamente blancos.

En España también existen parajes de gran interés para los amantes del esquí de fondo, como el Pirineo Aragonés, el Catalán y el Navarro, el Puerto de Cotos en el Sistema Central, o el Puerto de la Ragua en el Sistema Penibético. Lugares donde los amantes de la montaña, el frío, la paz y la tranquilidad pueden disfrutar al máximo de este saludable deporte.

Para quienes busquen otros sabores y texturas, también se pueden sustituir las avellanas por piñones, y la mermelada de albaricoque por la de melocotón.

Un deporte, por cierto, muy apto incluso para novatos, tal y como nos comenta la campeona del mundo de biatlón, Dorothea Wierer, hija de los Alpes como Marlene®. La joven atleta sudtirolesa, que ha ganado dos veces la Copa del Mundo de biatlón y dos medallas de bronce en los Juegos Olímpicos, se prepara ahora para las olimpiadas de Pekín 2022, pero antes de competir, nos deja unas sugerencias:

 1. “El esquí de fondo puede iniciarse a cualquier edad y cada uno puede seguir su propio ritmo. Incluso si sólo caminas con los esquís puestos, estás realizando una actividad física tonificante que favorece la elasticidad y la flexibilidad de los músculos”.

2. “Si te subes por primera vez a unos esquís, es mejor alquilar antes que comprarlo, y seguir las indicaciones de un instructor en la pista para aprender cómo ejecutar y coordinar los primeros pasos y movimientos: en poco tiempo, ganarás confianza y podrás disfrutar de la experiencia con seguridad”.

3. “Existen dos técnicas de esquí de fondo. La versión más sencilla es el paso alterno o clásico, que se realiza en pistas preparadas para este uso por un máquina llamada snowcat; es perfecto si no tienes mucha experiencia. La segunda versión, más complicada y desafiante, es el paso de patinaje o skating, que se practica en una pista abierta preparada, aunque sin carriles marcados sobre la nieve”.

 4. “Los esquís de fondo pueden parecer muy largos y ligeros, sobre todo para los aficionados al esquí normal. Esto, combinado con el hecho de que el talón no va anclado, sino libre, puede dar una sensación de falta de estabilidad. Lo mejor es empezar poco a poco y sin hacer grandes alardes ni atrevimientos”.

5. “No te abrigues demasiado: es un ejercicio aeróbico que genera mucho calor. Elige prendas técnicas y transpirables que te mantengan seco incluso cuando sudes. Pantalones ligeros y guantes, preferiblemente impermeables para las primeras veces: si te caes, evitarás mojarte. Y una chaqueta antiviento. ¡Ah! Y ten a mano algo de comer que te ayude a reponer energías. Una manzana, por ejemplo, o los cruffins de manzanas Marlene® que también pueden ser la merienda perfecta”.

Como indica Dorothea Wierer, hay que tener muy en cuenta que este deporte conlleva un gran gasto energético del que tendrás que recuperarte, por lo que es imprescindible beber mucho después del ejercicio y reponer azúcares, vitaminas y sales minerales. La propuesta de Marlene® para esto último son sus cruffins de manzana, parecidos a los muffins pero elaborados con hojaldre. Una receta muy sencilla de hacer y de transportar durante todo el trayecto.

CRUFFINS DE HOJALDRE CON MANZANA.

Ingredientes

2 rollos de hojaldre rectangular

2 manzanas Royal Gala Marlene®

40 g de azúcar moreno

2 cucharaditas de canela

50 g de mermelada de albaricoque

40 g de avellanas troceadas

20 g de mantequilla derretida

Preparación

 Pelar y cortar la manzana en trozos pequeños y finos. Mezclar el azúcar con la canela.

En un bol, sazonar la manzana con dos cucharadas de azúcar con canela y las avellanas troceadas. Mezclar bien y reservar.

Untar el primer rollo de hojaldre con una fina capa de mermelada de albaricoque. Extender uniformemente la mezcla de la manzana y las avellanas sobre la mermelada de albaricoque. A continuación, colocar la segunda capa de hojaldre encima, presionando ligeramente.

Cortar el rectángulo en 6 tiras iguales y enrollar cada tira sobre sí misma, como una espiral empezando por un extremo, para darle la forma de una rosa.

Colocar los cruffins en un molde para magdalenas untado previamente con mantequilla. Pincelar la superficie de cada uno con un poco de mantequilla derretida y espolvorear el azúcar con canela, y algunos trocitos de avellanas.

Hornear a 200°C durante 25-30 minutos.