Pancake esponjoso japonés DORAYAKIS, pancakes souffle,hot cake souffle o luffy pancakes Panqueques

Pancake esponjoso japonés. Esta es la receta para elaborar pancakes de estilo japonés, super esponjosos y muy suaves, que están causando furor en Japón. También los llaman pancakes souffle o hot cake souffle, porqué son más altos que los típicos pancakes occidentales. Son deliciosos y perfectos para la hora del desayuno, el brunch o la merienda.

 

La pastelería japonesa sigue siendo poco conocida, pero hay un dulce tradicional popular en todo el mundo gracias a que es el favorito de Doraemon: el dorayaki. A pesar de que yo nunca fui muy fan del gato cósmico, sí que ansiaba poder probar estos pastelitos, y me aseguré de que mi padre llenara de ellos la maleta cuando viajó por trabajo a Japón. Años más tarde me animé a prepararlos, y la verdad es que no es nada difícil conseguir hacer unos dorayakis más que decentes en casa

Pancake esponjoso japonés DORAYAKIS, pancakes souffle,hot cake souffle o luffy pancakes Panqueques

La receta del Pancake esponjoso japonés

Ingredientes:

1 Yema de huevo
1 Clara de huevo
25 gr. de Azúcar
17 gr. Harina
15 gr. de leche

Receta explicada paso a paso:

Cogemos un bol y ponemos la yema de huevo, la leche, y con la ayuda de las varillas lo mezclamos bien, hasta que todos los ingredientes estén perfectamente integrados.

A continuación añadiremos la harina tamizada. Para tamizar la harina utilizaremos un colador. Una vez incorporada toda la harina añadiremos la levadura y con las varillas mezclaremos bien todo el conjunto. Tenemos que obtener una masa perfectamente lisa, homogénea y sin ningún grumo.

Pondremos las claras en un bol y empezamos a batirlas. Transcurridos unos 10 segundos añadiremos la mitad del azúcar y seguiremos batiendo. Para levantar las claras  vamos a utilizar unas varillas eléctricas (normalmente son un accesorio del minipimer o de la batidora). Pasados los 10 segundos añadiremos el resto del azúcar y seguiremos levantando las claras unos 30 segundos más. El tiempo dependerá del recipiente y del tipo y velocidad de las varillas que usemos.

Para que nuestra receta tenga éxito hay 2 cosas fundamentales: añadir el azúcar en los momentos indicados y la consistencia final de las claras de huevo. Si no somos minuciosos en este proceso la receta no va a funcionar.

Al final tenemos que obtener una consistencia donde se formen los llamados “picos de pato”. Es una consistencia que no es ni muy líquida ni muy compacta.

El siguiente paso es incorporar las claras a la mezcla de yemas y resto de ingredientes que hemos elaborado al principio de la receta. Hay que tener en cuenta, que las claras batidas se endurecen rápidamente, por ello, cada vez que incorporemos una parte de claras a la mezcla preparada con anterioridad, tendremos que removerlas un par de veces, para al final, conseguir una masa sin pérdida de aire, lisa y homogénea.

Cogeremos una sartén antiadherente, la pondremos a calentar a fuego medio y la untaremos con un poco de mantequilla. Añadiremos una parte de la masa a la sartén, dándole la forma de pancake deseada. Una vez lo tengamos, taparemos y esperaremos aproximadamente 4 minutos. Transcurrido este tiempo levantaremos la tapa  y nuestro pancake habrá cogido una pequeña consistencia. Entonces volveremos a añadir un poco de masa sobre el pancake que ya hemos empezado a formar.

Si intentamos hacer este paso de una sola vez, el pancake se esparcirá y nos quedará plano y sin volumen. Añadiremos unas gotas de agua a la sartén, volvemos a tapar y dejamos unos 5 o 6 minutos más. Pasado este tiempo retiraremos la tapa y será el momento de darle la vuelta a nuestro pancake. Este paso es delicado por lo que hemos de ir con mucho cuidado. Una vez le hayamos dado la vuelta, tapamos de nuevo y lo seguimos dejando a fuego medio 6 minutos más.

Ya tendremos listo nuestro pancake. 

Itadakimasu!

A %d blogueros les gusta esto: