La tortilla de patatas de Arguiñano

Ingredientes para hacerla como Arguiñano

Para recrear el invento de Arguiñano tan solo necesitarás unos cuantos ingredientes muy sencillos de conseguir y que encontrarás de forma fácil en tu cocina. En primer lugar, nos haremos con 8 huevos y 3 patatas, calculando unos 800 gramos.

También usaremos dos cebolletas, un pimiento verde, 8 tomates cherry y 3 dientes de ajo. Necesitaremos además una cucharada de harina, 100 ml de vino blanco, medio litro de caldo y 10 hebras de azafrán para elaborar una deliciosa salsa. Por último, aceite de oliva virgen extra, un poco de sal y perejil para dar color.

Comenzamos con la elaboración

Debemos tener presente que con los ingredientes anteriores podremos elaborar la receta de Arguiñano para cuatro comensales. Ahora, con todo listo, es el momento de ponernos manos a la obra.

En primer lugar, calentamos abundante aceite en una sartén grande. Mientras, pelamos y picamos las cebolletas en pequeños dados y añadimos a la sartén. Después, limpiamos el pimiento verde, reitando tallo y semillas. Cortamos del mismo modo y agregamos. Rehogaremos unos 4 o 5 minutos.

Freímos las patatas al estilo Arguiñano

Con las hortalizas rehogadas, ha llegado el momento de ir pelando las patatas. Después, las cortamos muy finas, en cuartos de luna, y agregamos a la mezcla.

Sazonamos todo bien y freímos durante unos 15 o 20 minutos. Cuando estén, retiramos el exceso de aceite con un papel absorbente y reservamos la mezcla de cebolleta, pimiento y patata y, por otro lado, el aceite.

Elaboramos una deliciosa y original salsa

La clave de esta receta de Arguiñano es elaborar una salsa para bañar nuestra tortilla de patatas. Para ello, calentamos tres cucharadas del aceite que hemos guardado en una tartera. También pelamos y picamos los ajos, incorporándolos para rehogarlos.

Antes de que estén dorados, añadimos la harina y rehogamos mezclando bien. Añadimos el vino blanco, el caldo y las hebras de azafrán. Sazonamos todo, mezclamos y agregamos una pizca de perejil picado. Cocinamos todo junto durante unos 4-5 minutos.

Es hora de ponerse con la tortilla como hace Arguiñano

Ahora que tenemos la salsa donde la bañaremos lista, es el momento de elaborar la deliciosa tortilla de patatas al estilo Arguiñano que estamos a punto de degustar. Para ello, cascamos los huevos y los ponemos en un bol de buen tamaño.

Batimos y sazonamos al gusto, añadiendo después la fritada de hortalizas y patatas y mezclando bien. Por otro lado, calentamos una sartén con una cucharada de aceite, vertemos la mezcla y cuajamos. Cuando esté, la volteamos y volvemos a dorar por el otro lado.

Introducimos en la salsa para dar un toque especial

Con nuestros dos elementos clave de la receta preparados por separado, ya tenemos todo listo de cara a disfrutar de esta receta. Un invento de Arguiñano que nos sorprenderá y encantará.

Cuando la tortilla esté cuajada a nuestro gusto, la introducimos en la salsa y la cocinamos junto a ella durante 2 o 3 minutos. De este modo, absorberá todo el sabor de la misma.

Servimos acompañada de tomates

Cuando hayan pasado estos cuantos minutos, podemos proceder a emplatar la tortilla de patatas con algunos detalles cuidados, con el mimo con el que lo hace Arguiñano.

Para ello, lavamos los cherry y cortamos por la mitad. En cada plato, serviremos un cuarto de la tortilla acompañado de dos tomates. Salseamos los trozos y aliñamos los tomates con aceite de oliva y sal. Adornamos con un poco de perejil fresco.

Consejo útil para que nos salga como Arguiñano

Preparar esta receta de tortilla de patata en salsa es una delicia y además es muy sencillo si llevamos a cabo todos los pasos que nos ha mostrado Arguiñano a lo largo de toda la elaboración.

Conseguiremos un resultado exquisito y una textura muy jugosa. Además, es una gran receta de aprovechamiento, ya que así podemos cocinar la tortilla que nos haya sobrado otro día de forma diferente.

Un plato estrella y original

Hablamos de preparar un plato fuera de lo común con los ingredientes de toda la vida que todos tenemos por casa.

Sin duda, una buena forma de sorprender a nuestro invitados y de reinventar aquellas recetas que conocemos dándoles un toque especial que a todos les encantará.