Cordero asado a la miel con albahaca

Ingredientes

  • 2 paletillas de cordero (a ser posible lechal)
  • 4 dientes de ajo
  • 3 cucharadas soperas colmadas de miel
  • 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen suave
  • Albahaca fresca
  • 500 ml. de agua
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Para la guarnición: 6 patatas grandes
  • 1 cebolla grande
  • Sal (al gusto)
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva virgen extra

 

Preparación del cordero y majado de la miel con albahaca

  1. Le pedimos al carnicero que nos haga unos cortes en la paletilla para poder manipular la carne mejor.
  2. Pelamos los dientes de ajo y los añadimos, junto con la albahaca, al mortero. Cuando los ingredientes estén bien mezclados. Añadimos las 5 cucharadas de aceite de oliva y dos cucharadas bien colmadas de miel al majado y removemos para que se integren bien todos los ingredientes.
  3. Salpimentamos la paletilla por todas sus caras y la ponemos en una fuente apta para horno. Untamos la paletilla con el preparado de miel. A continuación añadimos unos 150ml de agua a la fuente.

Horneado del cordero a la miel

  1. Lo metemos al horno a 190°C con calor arriba y abajo, durante unos 90 minutos aproximadamente. Recordad que cada horno es un mundo y mejor que vosotros no lo conoce nadie.
  2. Es mejor seguir las indicaciones de la receta pero también ser práctico. La carne debe estar bien dorada por fuera y cocinada por dentro. Podéis abrir un poco en las zonas más carnosas para comprobar el punto en el que se encuentra la carne.
  3. Durante el tiempo que está la paletilla en el horno, damos la vuelta al cordero, para que se doren bien todas sus caras, y añadimos agua según demande el cordero. Yo he utilizado en total 500 ml (150 ml iniciales y 350 ml más a lo largo del proceso).
  4. La miel hace que el agua se caramelice al contacto con los azúcares. Por eso, si no tenemos cuidado podemos encontrarnos sin salsa y con una gran costra caramelizada adherida a nuestra fuente. Cada vez que demos la vuelta al cordero y añadamos agua, debemos rociar con la salsa resultante el cordero.

Preparación de la guarnición y presentación final

  1. Para la guarnición pelamos y cortamos en láminas las patatas. Vamos a preparar unas clásicas patatas panaderas.
  2. Pelamos y cortamos en juliana la cebolla. En una sartén grande añadimos abundante aceite de oliva suave e incorporamos la cebolla picada, las patatas y una pizca de albahaca.
  3. Dejamos que se vayan cocinando a fuego medio durante 35-40 minutos aproximadamente o hasta que la patata esté dorada y crujiente. En ese momento lo retiramos del fuego, añadimos sal al gusto y las dejamos escurrir.
  4. Cuando el cordero esté listo, servimos todo junto y separamos algo de salsa en un recipiente para que los muy salseros puedan añadir tanta salsa al cordero como les apetezca.

Si no te quieres perder detalle de como preparar esta receta de cordero asado a la miel, pulsa en las fotos del paso a paso.

 

Consejos para un cordero a la miel de rechupete

  • La miel le va a aportar un toque suave de dulzor a este plato típicamente salado. Por eso, os sugiero, que no incrementéis las cantidades de miel, pues de lo contrario puede que os quede demasiado dulce y pierda su toque original.
  • En cualquier caso, las cantidades se verán incrementadas en proporción al número de paletillas que vayáis a cocinar.
  • En cuanto a la albahaca, podéis comprarla fresca, o como en mi caso, utilizarla en especiero que es mucho más fácil de encontrar en los supermercados. He de reconocer que la albahaca fresca no se localiza tan fácilmente como el laurel, el tomillo o el romero.
A %d blogueros les gusta esto: