¡Comer carne de forma saludable sí es posible!

 

Aunque muchos expertos en nutrición recomiendan moderar o suprimir del todo el consumo de esta proteína animal, está comprobado que una cantidad limitada a la semana y con los métodos de cocción ideales, pueden hacer que tus recetas de carne fáciles sean las reinas en tu mesa.

En primer lugar, la proteína animal cuenta con muchos beneficios, siempre y cuando la consumas del modo indicado, como el aumento de la masa muscular y el aporte de nutrientes necesarios para tu salud y tu correcta nutrición.

Si deseas brindarle a tu familia carne de una forma saludable, lo primero que debes vigilar son aspectos como su procedencia, el corte y el modo de cocción que eliges para tu receta. Cocer la carne directamente al fuego puede ser un problema, ya que las altas temperaturas facilitan la aparición de sustancias que pueden ser perjudiciales.

Recomendamos que tus recetas a base de carne sean más bien aquellas que recomiendan alternativas como los guisos, la preparación al horno o la cocción a la plancha. Son definitivamente las más sanas y las más ricas en sabor.

Otro aspecto sumamente importante para considerar es la cantidad de carnes rojas que le ofreces a tu familia semana a semana. La Organización Mundial de la Salud recomienda no exceder los 500 gramos semanales de carne, así que está muy atento a las porciones.

Si te excedes, siempre podrás recurrir a una dieta detox a base de frutas, vegetales y verduras de al menos una semana para poner de nuevo en balance tu cuerpo y evitar problemas de salud.

Si te preocupa comer carne de un modo saludable, debes prestar especial atención a la procedencia de la proteína. Algunas cuentan con garantía de origen protegida, por lo que podrás ofrecerla a tu familia con entera confianza. Escoge así mismo, cortes que sean bajos en grasa. Las carnes magras son las más deliciosas, suaves y nutritivas.

Evita el consumo de carnes que contengan aditivos químicos para su conservación. Si quieres consumir carnes de un modo balanceado y saludable, es muy importante que optes por ingredientes naturales, incluso si se trata de las hamburguesas.

Escogiendo carnes rojas magras podrás preparar en casa hamburguesas completamente naturales que no solo le encantarán a los más pequeños, también al resto de la familia. Recuerda que puedes acompañar estas preparaciones con verduras que hagan aún más deliciosa y saludable tus comidas.

La carne es la gran aliada de las dietas cuando se prepara del modo indicado, evitando métodos de cocción como las frituras u otras alternativas ricas en grasas poco saludables. Recuerda que esta proteína no solo aporta nutrientes esenciales, también es una fuente natural del colágeno.

Por último, si deseas consumir este ingrediente de un modo delicioso e innovador, podrías probar acompañando tus comidas de los conocidos cortes exóticos, como la carne de búfalo, de alce o de reno.

Recuerda que algunos de estos cortes, aunque son poco conocidos, pueden ser muy saludables por el origen de la carne, la alimentación del animal y los métodos de producción utilizados.

En este sentido también recomendamos el consumo de carne ecológica, mucho más amigable con el medio ambiente y definitivamente más sana.

 

A %d blogueros les gusta esto: