sal kosher

La sal kosher es una sal de grano grueso que suele emplearse hoy en día en la cocina debido a que no posee aditivos especiales, lo más normal es que la sal de esta denominación provenga de salina aunque puede tener un origen mineral. En algunas cocinas se suele emplear como condimento. En algunos casos, se denomina a la sal empleada en la industria cárnica, para conservar la carne como sal kosher.

La sal kosher es una sal pura (sin añadidos) que es empleada tradicionalmente por los judíos para la salazón de algunos alimentos kosher, los permitidos por la tradición culinaria judía. La sal Kosher se utilizaba originalmente para fines religiosos. La ley judía requería extraer la sangre del animal antes de comerlo. Se trata por regla general de una sal de granos gruesos. Se emplea en el proceso de desangrado de algunas carnes permitidas (cordero, vaca, etc), las normas kosher no permiten que se ingiera la sangre y los animales deben ser sacrificados en una forma específica para que puedan ser desangrados adecuadamente y en esta creencia si la carne no ha de ser cocinada inmediatamente, debe ser puesta en salazón con este tipo de sal para que se seque y poder extraer así la mayor parte de la sangre.

La sal Kosher presenta una estructura escamosa y gruesa, que era particularmente eficaz en la extracción de la sangre .
La principal diferencia entre la sal de mesa y la sal Kosher es su estructura. Los chefs consideran que la sal kosher, debido a su gran tamaño, es más fácil de coger con los dedos y repartir sobre los alimentos.

La sal Kosher ofrece una textura diferente pero si permitimos que se disuelva en la comida, no apreciaremos ninguna diferencia  en comparación con la sal de mesa.
Sin embargo, la sal Kosher es probable que contenga menos aditivos como antiaglomerantes o yodo.

Al igual que ocurre con la sal marina, la sal kosher puede añadir un sabor diferente cuando se espolvorea sobre un plato ya cocinado, pero este es imperceptible si la sal se disuelve en la comida.

Los grandes chefs de cocina prefieren la sal kosher por su ausencia de compuestos añadidos.

Ésta, con unas propiedades y características propias, es más benéfica para nuestra salud.

1. Minerales esenciales

El sodio y el cloruro son esenciales para nuestro cuerpo, en especial para la conducción del impulso nervioso y la función cerebral. La sal, por sí misma, no causa enfermedades del corazón. Se une al agua en nuestro torrente sanguíneo, aumentando la presión arterial. Por lo tanto, si se evitan alimentos poco saludables procesados ​​que contienen exceso de sodio, la sal no hace daño.

2. Menos sodio

La sal Kosher es más baja en sodio en comparación con la sal de mesa. Mientras que la sal de mesa tiene 2.300 miligramos en 1 cucharadita, de sal kosher solo contiene 1.800 miligramos. Un adulto puede tener un máximo de 2.300 miligramos de sodio al día.

3. Menos procesado

Sal kosher procede de las minas de sal de la tierra. La variedad no se procesa tanto como la sal de mesa. Para todos los efectos, todas las variedades de sal son similares en estructura química. Sin embargo, la sal kosher no dispone de los aditivos artificiales.

4. Fácil de usar

La sal kosher permite cocinar fácilmente pues no se desliza a través de los dedos. Su estructura cristalina y textura gruesa hacen que se pueda sin sobre el fuego. Sal kosher también pesa menos en comparación con la sal de mesa.

 5. Sabor más profundo

La sal kosher da más gusto en menores cantidades en virtud de su naturaleza menos procesada. Se puede reducir a la mitad la cantidad de sal en las recetas al cambiar a kosher, con el consiguiente beneficio para la presión arterial.

6. Se disuelve mejor

Se disuelve mejor en los alimentos, adhiriéndose a ellos fácilmente.

7. Pero no en la carne cruda

Los cristales de esta sal no se disuelven rápidamente, en especial en la carne cruda, haciendo que las escamas se adhieran a la superficie. La sal extrae eficazmente la sangre de la carne, por lo que es `kosher` para fines religiosos.

8. Decapado sal

La sal natural, como la sal kosher, se considera mejor que la sal procesada con fines de decapado. Los cristales de sal no se disuelven tan fácilmente como la sal de mesa en la solución de decapado, lo que hace de la sal kosher una mejor opción.

9. Fácil de encontrar y barato

La sal kosher no es difícil de encontrar y bastante más barata que la sal común.

Algunas de las más populares:

SAL REFINADA O SAL DE MESA

SAL MARINA

SAL ROSA DEL HIMALAYA

SAL KOSHER

SAL CÉLTICA

FLOR DE SAL

SAL BAMBÚ

SAL DE EPSOM

SAL NEGRA

SAL ROJA

PANSALT

SAL AHUMADA

BIO-SAL

SI QUIERES QUE ANALICEMOS TUS PRODUCTOS ESCRÍBENOS A cocimaniacos.com@gmail.com  cocimaniacos.com Recetas caseras y sencillas con preparación paso a paso Arte de cocina de cocina fácil ordenadas por ingredientes: arrocesaperitivos, ensaladas, pescados, carnes, receta de hamburguesas postres o pastas y pizzas. cocinilla, Coque magnum gran  cocinero Taga: coquinaria culinaria  cocia chef  Gastronomia Contemporanea conceptos culinarios contemporáneos Foodie Friki gourmet o gastrónomo gourmand Gourmet influencer Gusto

Deja un comentario