Como congelar líquidos

En algunas elaboraciones , necesitaremos usar elementos congelados. Es el caso de las bolsas de agua congelada o cubitos de hielo para enfriar rápidamente una elaboración o, por ejemplo, hacer cubitos de líquidos como aceites o salsas para cocinar en las bolsas de vacío (ya que las máquinas de vacío domésticas no pueden envasar elementos líquidos).

A continuación, vamos a explicar algunas de las utilizaciones más comunes en nuestras recetas:

Congelar agua

Su uso más común es el de enfriar rápidamente los alimentos. Podemos tener un buen cargamento de cubitos en el congelador, aunque os recomendamos envasar agua en bolsas de vacío para poderlas usar varias veces y enfriar rápidamente los productos en un banco de agua fría. Una vez usadas las bolsas, solamente tendremos que lavarlas y volver a congelarlas para tenerlas a punto para el próximo uso.

PASO A PASO

  1. Colocamos la bolsa abierta en un recipiente alto para que no se derrame.
  2. Llenamos la bolsa de agua.
  3. Ponemos la bolsa con el recipiente en el congelador y esperamos que se congele.
  4. La envasamos al vacío.
  5. Dejamos que se descongele el agua.
  6. Volvemos a congelarla colocando la bolsa plana para que ocupe poco espacio en el congelador.

Congelar salmuera

En algunas ocasiones, es interesante congelar agua con sal para poder realizar algunas salmueras bien frías. Este punto es especialmente interesante en el caso de las sardinas o de pescados delicados. De esta manera nos aseguramos la buena conservación del pescado y no perdemos la proporción de sal recomendada de la salmuera.

También utilizaremos cubitos de salmuera para cocinar en bolsas de vacío diferentes tipos de legumbres y cereales (aunque la proporción de sal en estos casos será inferior: un 1’5%, es decir, 15 g de sal por litro de agua).

Congelar otros líquidos (salsas, aceites…)

En muchas ocasiones elaboraremos platos que deben cocinarse al vacío junto con una salsa o aceites que los condimenta. En estos casos, es necesario trabajar con previsión y tener estos líquidos congelados con anterioridad.

El procedimiento es muy sencillo. Elaboramos la salsa, la enfriamos y la envasamos en cubitos para tenerla lista cuando sea necesario. Una vez congelado, sacamos los cubitos y los envasamos con una bolsa al vacío para que el molde nos quede libre. Este mismo paso a paso lo podemos realizar con aceite crudo o aromatizado, escabeches, etc.

NOTA: Es más fácil congelar aceite de oliva que aceite de girasol porque su temperatura de congelación es superior.

SI QUIERES QUE ANALICEMOS TUS PRODUCTOS ESCRÍBENOS A cocimaniacos.com@gmail.com  cocimaniacos.com Recetas caseras y sencillas con preparación paso a paso Arte de cocina de cocina fácil ordenadas por ingredientes: arrocesaperitivos, ensaladas, pescados, carnes, receta de hamburguesas postres o pastas y pizzas. cocinilla, Coque magnum gran  cocinero Taga: coquinaria culinaria  cocia chef  Gastronomia Contemporanea conceptos culinarios contemporáneos Foodie Friki gourmet o gastrónomo gourmand Gourmet influencer Gusto

Deja un comentario